Tope y Cuña

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales

Plumieres de MADERA, el encanto de los objetos tradicionales
Redescubre el encanto de las piezas tradicionales, decorativas y prácticas

10 de abril de 2017

Decoración en madera para el hogar: Tapaluces de madera

“Puede que la madera sea un material tópico, pero lo cierto es que provoca una respuesta instintiva y sincera. Y es que, después de siglos de uso doméstico, se trata de un material que despierta una profunda sensación de comodidad”.

“Un material inspirador, profundamente humano”. Así definió la madera Alvar Aalto, arquitecto y diseñador finlandés. La madera se ha utilizado desde tiempos inmemoriales, y no solo para construir casas, barcos o refugios, sino como recurso básico para la propia subsistencia (los frutos del árbol para comer, la leña para calentar los hogares…). Las características físicas de la madera explican su dominio a lo largo de los siglos en las estructuras, acabados, revestimientos y, por supuesto, en la fabricación de mobiliario.




Tapaluces de madera tallados. Fotos: Tope y Cuña

Tope y Cuña:  Tallando un tapaluces de madera y descubre los diseños de muebles para llaves


Decoración en madera: Calidez y cercanía


La madera posee un carácter y una calidez únicos. Aunque la madera siempre se ha relacionado con los estilos rústicos tradicionales, lo cierto es que el verdadero significado de la madera es la cercanía y la comodidad que nos transmite.

 La madera es uno de los materiales más versátiles, fruto no solo de siglos de familiaridad, sino también de sus características físicas innatas, que la colocan en el centro del espectro de los materiales duros y blandos. Aunque no se trata, ni mucho menos, del material más resistente o más duradero, desde el punto de vista práctico resulta muy poco exigente: más cálida, más silenciosa, más resistente y más fácil de trabajar que la piedra, la madera que recibe los cuidados adecuados adquiere una bonita pátina que realza cualquier estilo decorativo o de diseño”.

La asociación de la madera con el entorno doméstico “es el resultado de su utilización generalizada en todo el mundo en la construcción de todo tipo de casas, edificios y demás construcciones. En Europa, la mayoría de las casas fueron principalmente de madera hasta que, en el siglo XVI, las reservas de maderas nobles nativas empezaron a descender. También China y Japón poseen sus propias tradiciones de construcción con madera, que son evidentes en las casas de té y los pabellones típicamente orientales”.

En el continente europeo, entre los siglos XIV y XVI, se impone el arte arquitectónico en madera. Como ejemplos de ello, los amplios techos de vigas de las catedrales y las estancias medievales, los altares y los retablos de las naves catedralicias o los entramados artesonados de madera de las casas señoriales. 

Tope y Cuña | Si te interesa alguna de estas piezas, contacta con el taller de Tope y Cuña, artesaniatyc@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario